El Primado de San Pedro según San Juan

juan-21-15-23

15Cuando acabaron de comer, le dijo Jesús a Simón Pedro:

—Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?

Le respondió:

—Sí, Señor, tú sabes que te quiero.

Le dijo:

—Apacienta mis corderos.

16Volvió a preguntarle por segunda vez:

—Simón, hijo de Juan, ¿me amas?

Le respondió:

—Sí, Señor, tú sabes que te quiero.

Le dijo:

—Pastorea mis ovejas.

17Le preguntó por tercera vez:

—Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?

Pedro se entristeció porque le preguntó por tercera vez: «¿Me quieres?», y le respondió:

—Señor, tú lo sabes todo. Tú sabes que te quiero.

Le dijo Jesús:

—Apacienta mis ovejas. 18En verdad, en verdad te digo: cuando eras más joven te ceñías tú mismo y te ibas adonde querías; pero cuando envejezcas extenderás tus manos y otro te ceñirá y llevará adonde no quieras 19—esto lo dijo indicando con qué muerte había de glorificar a Dios.

Y dicho esto, añadió:

—Sígueme.

20Se volvió Pedro y vio que le seguía aquel discípulo que Jesús amaba, el que en la cena se había recostado en su pecho y le había preguntado: «Señor, ¿quién es el que te va a entregar?» 21Y Pedro, al verle, le dijo a Jesús:

—Señor, ¿y éste qué?

22Jesús le respondió:

—Si yo quiero que él permanezca hasta que yo vuelva, ¿a ti qué? Tú sígueme.

23Por eso surgió entre los hermanos el rumor de que aquel discípulo no moriría. Pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: «Si yo quiero que él permanezca hasta que yo vuelva, ¿a ti qué?»

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close