Martirio de San Juan Bautista según San Marcos

marcos-6-17-29

17En efecto, el propio Herodes había mandado apresar a Juan y le había encadenado en la cárcel a causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo; porque se había casado con ella 18y Juan le decía a Herodes: «No te es lícito tener a la mujer de tu hermano». 19Herodías le odiaba y quería matarlo, pero no podía: 20porque Herodes tenía miedo de Juan, ya que se daba cuenta de que era un hombre justo y santo. Y le protegía y al oírlo le entraban muchas dudas; y le escuchaba con gusto.

21Cuando llegó un día propicio, en el que Herodes por su cumpleaños dio un banquete a sus magnates, a los tribunos y a los principales de Galilea, 22entró la hija de la propia Herodías, bailó y gustó a Herodes y a los que con él estaban a la mesa. Le dijo el rey a la muchacha:

—Pídeme lo que quieras y te lo daré.

23Y le juró varias veces:

—Cualquier cosa que me pidas te daré, aunque sea la mitad de mi reino.

24Y, saliendo, le dijo a su madre:

—¿Qué le pido?

—La cabeza de Juan el Bautista —contestó ella.

25Y al instante, entrando deprisa donde estaba el rey, le pidió:

—Quiero que enseguida me des en una bandeja la cabeza de Juan el Bautista.

26El rey se entristeció, pero por el juramento y por los comensales no quiso contrariarla. 27Y enseguida el rey envió a un verdugo con la orden de traer su cabeza. Éste se marchó, lo decapitó en la cárcel 28y trajo su cabeza en una bandeja, y se la dio a la muchacha y la muchacha la entregó a su madre. 29Cuando se enteraron sus discípulos, vinieron, tomaron su cuerpo muerto y lo pusieron en un sepulcro.

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close