Parábola de la lámpara según San Lucas

Lucas8 › 16 – 18

16»Nadie que ha encendido una lámpara la oculta con una vasija o la pone debajo de la cama, sino que la pone sobre un candelero para que los que entran vean la luz. 17Porque nada hay escondido que no acabe por saberse; ni secreto que no acabe por conocerse y hacerse público. 18Mirad, pues, cómo oís: porque al que tiene se le dará; y al que no tiene incluso lo que piensa tener se le quitará.

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Scroll to top