Parábola de las vírgenes necias y prudentes según San Mateo

mateo-25-1-13

251»Entonces el Reino de los Cielos será como diez vírgenes, que tomaron sus lámparas y salieron a recibir al esposo. 2Cinco de ellas eran necias y cinco prudentes; 3pero las necias, al tomar sus lámparas, no llevaron consigo aceite; 4las prudentes, en cambio, junto con las lámparas llevaron aceite en sus alcuzas. 5Como tardaba en venir el esposo, les entró sueño a todas y se durmieron. 6A medianoche se oyó una voz: «¡Ya está aquí el esposo! ¡Salid a su encuentro!» 7Entonces se levantaron todas aquellas vírgenes y aderezaron sus lámparas. 8Y las necias les dijeron a las prudentes: «Dadnos aceite del vuestro porque nuestras lámparas se apagan». 9Pero las prudentes les respondieron: «Mejor es que vayáis a quienes lo venden y compréis, no sea que no alcance para vosotras y nosotras». 10Mientras fueron a comprarlo vino el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas y se cerró la puerta. 11Luego llegaron las otras vírgenes diciendo: «¡Señor, señor, ábrenos!» 12Pero él les respondió: «En verdad os digo que no os conozco». 13Por eso: velad, porque no sabéis el día ni la hora.

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close