Curación del muchacho lunático según San Mateo

Mateo17 › 14 – 21

14Al llegar donde la multitud, se acercó a él un hombre, se puso de rodillas 15y le suplicó:

—Señor, ten compasión de mi hijo, porque está lunático y sufre mucho; muchas veces se cae al fuego y otras al agua. 16Lo he traído a tus discípulos y no lo han podido curar.

17Jesús contestó:

—¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo tendré que estar con vosotros? ¿Hasta cuándo tendré que soportaros? Traédmelo aquí.

18Le increpó Jesús y salió de él el demonio, y quedó curado el muchacho desde aquel momento.

19Luego los discípulos se acercaron a solas a Jesús y le dijeron:

—¿Por qué nosotros no hemos podido expulsarlo?

20—Por vuestra poca fe —les dijo—. Porque os aseguro que si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este monte: «Trasládate de aquí allá», y se trasladaría, y nada os sería imposible. 21

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Scroll to top