El llanto de Raquel en el libro de Jeremías

Jeremias31 › 15 – 17

15Esto dice el Señor:

«Una voz se oye en Ramá,

un lamento, un llanto amargo.

Es Raquel que llora a sus hijos,

y no admite consuelo,

porque ya no existen».

16 Esto dice el Señor:

«Detén tu voz de seguir llorando

y tus ojos de las lágrimas,

que hay galardón para tu pena

— oráculo del Señor — ,

pues volverán del país enemigo.

17 Hay esperanza para tu futuro

— oráculo del Señor — ,

pues volverán los hijos a su patria».

Scroll to top