La tempestad calmada según San Lucas

lucas-8-22-25

22Un día, subió él a una barca con sus discípulos y les dijo:

—Crucemos a la otra orilla del lago.

Y partieron. 23Mientras ellos navegaban, se durmió. Y se desencadenó una tempestad de viento en el lago, de modo que se llenaban de agua y corrían peligro. 24Se le acercaron para despertarle diciendo:

—¡Maestro, Maestro, que perecemos!

Puesto en pie, increpó al viento y a las olas, que cesaron; y sobrevino la calma. 25Entonces les dijo:

—¿Dónde está vuestra fe?

Ellos, llenos de temor, se asombraron y se decían unos a otros:

—¿Quién es éste que manda a los vientos y al agua, y le obedecen?

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close