Purificación del Templo: Cristo, nuevo Templo de Dios según San Juan

juan-2-13-25

13Pronto iba a ser la Pascua de los judíos y Jesús subió a Jerusalén. 14Encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas en sus puestos. 15Con unas cuerdas hizo un látigo y arrojó a todos del Templo, con las ovejas y los bueyes; tiró las monedas de los cambistas y volcó las mesas. 16Y les dijo a los que vendían palomas:

—Quitad esto de aquí: no hagáis de la casa de mi Padre un mercado.

17Recordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.

18Entonces los judíos replicaron:

—¿Qué signo nos das para hacer esto?

19Jesús respondió:

—Destruid este Templo y en tres días lo levantaré.

20Los judíos contestaron:

—¿En cuarenta y seis años ha sido construido este Templo, y tú lo vas a levantar en tres días?

21Pero él se refería al Templo de su cuerpo. 22Cuando resucitó de entre los muertos, recordaron sus discípulos que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en las palabras que había pronunciado Jesús.

23Mientras estaba en Jerusalén durante la fiesta de la Pascua, muchos creyeron en su nombre al ver los signos que hacía. 24Pero Jesús no se fiaba de ellos, porque los conocía a todos, 25y no necesitaba que nadie le diera testimonio acerca de hombre alguno, porque conocía el interior de cada hombre.

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close