Queja contra Jerusalén según San Mateo

mateo-23-37-39

37»¡Jerusalén, Jerusalén!, que matas a los profetas y lapidas a los que te son enviados. Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como la gallina reúne a sus polluelos bajo las alas, y no quisiste. 38Mirad, vuestra casa se os va a quedar desierta. 39Así pues, os aseguro que ya no me veréis hasta que digáis: Bendito el que viene en nombre del Señor.

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Conceptos relacionados:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close