Ayuno y tentaciones de Jesús según San Lucas

lucas-4-1-13

41Jesús, lleno del Espíritu Santo, regresó del Jordán y fue conducido por el Espíritu al desierto, 2donde estuvo cuarenta días y fue tentado por el diablo. No comió nada en estos días, y al final sintió hambre. 3Entonces le dijo el diablo:

—Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan.

4Y Jesús le respondió:

—Escrito está:

No sólo de pan vivirá el hombre.

5Después el diablo lo llevó a un lugar elevado y le mostró todos los reinos de la superficie de la tierra en un instante 6y le dijo:

—Te daré toda esta potestad y su gloria, porque me ha sido entregada y la doy a quien quiero. 7Por tanto, si me adoras, todo será tuyo.

8Y Jesús le respondió:

—Escrito está:

Adorarás al Señor tu Dios

y solamente a Él darás culto.

9Entonces lo llevó a Jerusalén, lo puso sobre el pináculo del Templo 10y le dijo:

—Si eres Hijo de Dios, arrójate abajo desde aquí, porque escrito está:

Dará órdenes a sus ángeles sobre ti

para que te protejan

11y te lleven en sus manos,

no sea que tropiece tu pie contra alguna piedra.

12Y Jesús le respondió:

—Dicho está: No tentarás al Señor tu Dios.

13Y terminada toda tentación, el diablo se apartó de él hasta el momento oportuno.

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close