Curación de un leproso según San Mateo

mateo-8-1-4

81Al bajar del monte le seguía una gran multitud. 2En esto, se le acercó un leproso, se postró ante él y dijo:

—Señor, si quieres, puedes limpiarme.

3Y extendiendo Jesús la mano, le tocó diciendo:

—Quiero, queda limpio.

Y al instante quedó limpio de la lepra.

4Entonces le dijo Jesús:

—Mira, no lo digas a nadie; pero anda, preséntate al sacerdote y lleva la ofrenda que ordenó Moisés, para que les sirva de testimonio.

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close