Curación del hombre de la mano seca según San Mateo

mateo-12-9-14

9Cuando salió de allí, entró en su sinagoga 10donde había un hombre que tenía una mano seca. Y le interrogaban para acusarle:

—¿Es lícito curar en sábado?

11Él les respondió:

—¿Quién de vosotros, si tiene una oveja, y el sábado se le cae dentro de un hoyo, no la agarra y la saca? 12Pues cuánto más vale un hombre que una oveja. Por tanto, es lícito hacer el bien en sábado.

13Entonces le dijo al hombre:

—Extiende tu mano.

Y la extendió y quedó sana como la otra.

14Al salir, los fariseos se pusieron de acuerdo contra él, para ver cómo perderle.

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close