Embajada de San Juan Bautista según San Mateo

mateo-11-1-15

111Cuando terminó Jesús de dar instrucciones a sus doce discípulos, se fue de allí para enseñar y predicar en sus ciudades.

2Entretanto Juan, que en la cárcel había tenido noticia de las obras de Cristo, envió a preguntarle por mediación de sus discípulos:

3—¿Eres tú el que va a venir, o esperamos a otro?

4Y Jesús les respondió:

—Id y anunciadle a Juan lo que estáis viendo y oyendo: 5los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia el Evangelio. 6Y bienaventurado el que no se escandalice de mí.

7Cuando ellos se fueron, Jesús se puso a hablar de Juan a la multitud:

—¿Qué salisteis a ver en el desierto? ¿Una caña sacudida por el viento? 8Entonces, ¿qué salisteis a ver? ¿A un hombre vestido con finos ropajes? Daos cuenta de que los que llevan finos ropajes se encuentran en los palacios reales. 9Entonces, ¿qué salisteis a ver? ¿A un profeta? Sí, os lo aseguro, y más que un profeta. 10Éste es de quien está escrito:

Mira que yo envío a mi mensajero delante de ti,

para que vaya preparándote el camino.

11»En verdad os digo que no ha surgido entre los nacidos de mujer nadie mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el Reino de los Cielos es mayor que él.

12»Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los Cielos padece violencia, y los esforzados lo conquistan. 13Porque todos los Profetas y la Ley profetizaron hasta Juan. 14Y si queréis comprenderlo, él es Elías, el que va a venir. 15El que tenga oídos, que oiga.

Texto de EUNSA (Universidad de Navarra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Viewing Highlight
Loading...
Highlight
Close